Leyes de Grassmann

Inglés

Grassmann's laws

Francés

Lois de Grassmann

Alemán

Graßmannsche gesetze

Italiano

Leggi di Grassmann

Catalán

Lleis de Grassmann

Portugués

Leis de Grassmann

Conjunto de cuatro principios sobre la síntesis aditiva del color establecidos por el matemático y físico alemán Hermann G. Grassman en 1852. Expuestas de forma simplificada, las cuatro leyes de Grassman son:

  1. Primera ley: Una sensación de color se especifica por completo usando tres magnitudes: Matiz o tono del color, brillo del color y brillo del blanco —para definir un color bastan tres parámetros—.

  2. Segunda ley: Si una luz varía de modo uniforme, la sensación de color de la mezcla aditiva con otra luz fija, que no cambie, también varía de forma uniforme.

  3. Tercera ley: El resultado de una mezcla aditiva de color depende sólo de su apariencia, no de su composición física.

  4. Cuarta ley: La intensidad luminosa total de una luz obtenida mezclando otras luces de color es la suma de la intensidad de las luces mezcladas.

Línea del púrpura

Inglés

Line of purples

Francés

Droite des pourpres, Ligne des pourpres, limite des pourpres

Alemán

Purpurlinie

Italiano

Retta dei porpora
La línea del púrpura en el diagrama de cromaticidad.
La línea del púrpura en el diagrama de cromaticidad.

Una línea recta que se dibuja en el diagrama de cromaticidad entre los rojos y violetas espectrales. Todos los colores que se hayan en esta línea, salvo los de los extremos, son colores no espectrales.

No todos los colores que vulgarmente se llaman "púrpura" se hayan en esa línea ni todos los colores que se hayan en ella son "púrpura"; es por lo que la denominación es más que nada una conveniencia.

Lo que une a todos los colores en esa línea es que, al no ser colores espectrales, no se pueden formar con una sola luz con una sola longitud de onda, sino que necesitan la combinación de dos emisiones, una de la zona roja y otra violeta.

Una característica que une a los tonos de la línea del púrpura es que al estar formados por una mezcla de emisiones situadas en ambos extremos de las longitudes de onda apreciables por el ojo humano —violeta y rojo—, a las que el ojo humano es menos sensible, en general son poco brillantes.

Al dibujar diagramas de cromaticidad en tres dimensiones, la línea de los púrpuras es un plano.

La mayoría de los espacios de color aplicados a dispositivos en uso —monitores, impresoras...— no alcanzan ese plano o línea.

Motor de color

Inglés

Colour engine (GB), Color engine (EEUU)

Francés

Moteur de gestion des couleurs

Italiano

Motore di colore

Portugués

Motor de cor

Programa informatico especializado en el procesamiento de datos relacionados con el color digital y su tratamiento, especialmente en lo que se refire a cambios de modos de color. Los motores de color no tienen en principio interfaces de usuario porque suelen funcionar como módulos de otros programas a los que sirven sus datos y son los que efectúan los cambios de color.

Los programas de tratamiento de imagen suelen usar un mismo motor de color, que muchas veces llevan incluido, pero algunos pueden elegir un motor de color distinto instalado en el sistema.

Algunos motores de color habituales son Adobe CMM, Little CMS, Argyll CMS, Apple ColorSync, Kodak KCMS, Heidelberg CMM o Microsoft ICM.

También se llama "módulo de Gestión del Color" (Colour Management Module: CMM) y "motor de administración del color".

Muestra

Inglés

Swatch

Francés

Nuance

Italiano

Campione

Portugués

Amostra
Parches clásicos de colores directos Pantone.
Parches clásicos de colores directos Pantone.

En programas de diseño, cualquier definición de los valores de un color con nombre propio. Cada muestra define numéricamente unos valores de color relacionándolos con un modelo de color genérico, usualmente RGB, CMYK, Lab, HSB o similares.

La paleta de muestras de Adobe Illustrator.
La paleta de muestras de Adobe Illustrator.

En origen, el propósito de definir y usar muestras es simplificar y unificar las definiciones e intercambio de colores, dentro de un mismo documento, entre documentos, entre programas y entre usuarios y sectores industriales. Trabajar en diseño gráfico sin usar muestras es generalmente muy mala idea.

Un muestrario de colores de finales del siglo XVII.
Un muestrario de colores de finales del siglo XVII.

La idea se basa en los catálogos de pinturas y tintas, existentes en distintos sectores mucho antes de la aparición de los ordenadores, incluso en la catalogación de colores y cómo conseguirlos que algunos autores hicieron antes del desarrollo de la impresión en colores.

Unas muestras de colores Pantone.
Unas muestras de colores Pantone.

Por eso las muestras utilizadas pertenecen muchas veces a catálogos internacionales de color como los de Pantone, RAL, Toyo o similares. Eso no impide que cualquier usuario puede crear su propia paleta de muestras, lo que es muy corriente.

Sin embargo, sólo aquellas muestras definidas basándose en un espacio de color independiente de los dispositivos (como CIELAB D50, que es el modelo de Lab que usan por ejemplo los programas de Adobe) o las que se basan en el uso de algún perfil de color estandarizado conocido (como sRGB) permiten comunicar de forma inequivoca los datos de color.

Colores directos Pantones definidos con valores Lab
Colores directos Pantones definidos con valores Lab

Corregir es en lo posible fue, por ejemplo, una de las razones por las hace unos años Pantone cambió las definiciones de muchos de sus colores directos por valores Lab (una acción correcta que causó grandes quebraderos de cabeza a muchas personas).

Por eso, y en ausencia de cualquier modo coherente de administración del color, la forma tradicional de finales del siglo XX de definir los valores numéricos de las muestras indicando simplemente que eran CMYK o RGB (¡o escogiéndolos de una Pantonera de colores directos para imprimir en cuatricromía en papel prensa!) no tenía mayor virtud que la de facilitar el trabajo de los usuarios a costa de una imprecisión total en la comunicación del color.

Al trabajar así, las cifras y siglas no significan otra cosa que cantidades específicas de colorantes desconocidos cuyo carácter numérico aparenta una precisión descriptiva de la que carecen.

Las muestras de muchos programas de diseño no sólo incluyen colores lisos, sino degradados o motivos.

Observador estándar

Inglés

Standard observer

Francés

Observateur standard

Alemán

Standardbeobachter

Italiano

Osservatore standar

Portugués

Observador de referência

En estudio del color, un observador humano teórico cuya forma de percibir el color se corresponde con los datos estandarizados obtenidos por la CIE (un organismo internacional que estudia la luz). Un observador estándar representa el promedio de respuestas humana a los estímulos luminosos de distintas longitudes de onda en distintas combinaciones. Obviamente ningún ser humano concreto representa al observador estándar. A efectos formales, cada observador no es más que su conjunto de tablas de respuestas cromáticas conocidas como funciones de igualación del color, ya que se puede usar los resultados de la observación para caracterizar y definir al observador.

La diferencia entre un observador de dos grados y uno de diez.
La diferencia entre un observador de dos grados y uno de diez.

La CIE ha definido dos observadores estándares principales: Uno llamado de dos grados (correspondiente a mediciones hechas en 1931) y otro de 10 grados correspondiente a una nueva toma de datos hecha en 1964 (en ambos casos los grados se refieren al ángulo del campo visual de los observadores individuales reales durante la toma de datos).

Se supone que si no se especifica de cuál de los dos observadores se está hablando, se trata del observador de dos grados (1931).

Perfil de entrada

Inglés

Source profile

Francés

Profil de saisie

En administración del color, la clase de perfiles de color que describen aparatos para la entrada de datos digitales de imagen como cámaras o escáneres (es decir: para la entrada de datos, de ahí su nombre).

Son perfiles unidireccionales. En su estructura interna sólo permiten la conversión de datos originales (usualmente en RGB) a un espacio de color absoluto independiente de los dispositivos. Un perfil de color ICC de entrada, según un resumen de Mauro Boscarol es:

  • Unidireccional (desde el dispositivo original al espacio de conexión de perfiles o PCS).

  • Si es RGB, puede ser de matriz (el PCS debe ser el espacio CIE XYZ) o de tabla (el PCS puede ser D50 o XYZ).

  • Si es CMYK, sólo puede ser de tabla (el PCS puede ser Lab D50 o XYZ).

  • Como en perfil de entrada es siempre un perfil de origen, los propósitos de conversión no desempeñan un papel y sólo hay una conversión, que se puede especificar con una tabla (de RGB o CMYK a Lab o XYZ) o con un algoritmo (perfil del matriz, desde RGB a XYZ).

Perfil de salida

Inglés

Output profile

Francés

Profil de sortie

En administración del color, la clase de perfiles de color que describen aparatos para la reproducción impresa de datos de imagen como impresoras, filmadoras, prensas planas o rotativas y similares (es decir: para la salida de datos, de ahí su nombre). A diferencia de los perfiles de entrada, pueden ser perfiles de origen y de destino. Usando un resumen de Mauro Boscarol, un perfil de salida ICC salida es:

  • Bidireccional (puede ser de origen y de destino).

  • Necesita tres propósitos de conversión.

  • Puede ser RGB o CMYK (aunque todos los aparatos de impresión usan tintas CMYK (o variaciones de éstas), algunas (que no son PostScript) sólo aceptan datos RGB, que el controlador de impresión convierte a CMYK. Por eso se consideran aparatos RGB).

  • Tiene forma de tabla, no de matriz.

  • Puede llevar hasta seis tablas para pasar los datos desde el dispositivo al espacio de conexión de perfiles (PCS) y viceversa con distintos propósitos de conversión:

  • Puede (y suele) incluir curvas de regulación antes y después de las tablas para modificar cosas como el máximo de tinta negra y similares.

Perfil DeviceLink

Inglés

DeviceLink profile

Clase especial de perfiles de color creada para la conversión fija e invariable desde un espacio de color a otro. La idea de un perfil DeviceLink es encapsular una conversión de color entre dispositivos conservando parámetros concretos como máximos de tinta o el uso de colorantes concretos.

Así, por ejemplo se puede crear un perfil Devicelink para relizar conversiones de color desde un espacio de color CMYK Europe ISOCoated FOGRA 27 hasta el espacio de color de una rotativa determinada conservando un máximo total de tinta y evitando que los negros puros se conviertan a mezclas de tintas CMY.

El formato de los perfiles DeviceLink está estandarizado y especificado por el Consorcio Internacional del Color (ICC).

A veces se encuentra traducido como "perfil de conexión entre dispositivos", pero es menos común.

Propósito de conversión

Inglés

Rendering intent

Francés

Mode de rendu

Italiano

Intento di rendering, Intento di conversione

Portugués

Propósito de renderização

En administración del color, el método para tratar los colores en general y, sobre todo, aquellos que quedan fuera de gama al hacer una conversión desde un espacio de color hasta otro. El propósito de conversión define qué hacer cuando un color del espacio de origen queda fuera del gamut del espacio del color de destino. Aunque afecta sobre todo a los colores fuera de gama, también define la estrategía que se sigue con los colores que no quedan fuera de gama, por lo que puede afectarlos.

Hay cuatro propósitos de convesión: Perceptual, saturación, colorimétrico relativo y colorimétrico absoluto.

Propósito de conversión colorimétrico relativo

Inglés

Colorimetric relative rendering intent

Francés

Mode de rendu colorimétrique relative

Portugués

Propósito de renderização colorimétrico relativo
Represetación esquemática de cómo funciona el propósito de conversión colorimetrico al reajustar los colores (imagen original: vídeo quicktime © 1996-1998 candela ltd.
Represetación esquemática de cómo funciona el propósito de conversión colorimetrico al reajustar los colores (imagen original: vídeo quicktime © 1996-1998 candela ltd.

En administración del color, el propósito de conversión consistente en modificar sólo los tonos que no son reproducibles ajustándolos individualmente (sin tener en cuenta los demás) al más cercano que sí lo sea y adaptando también el punto blanco del espacio de origen para igualarlo al del espacio de destino. En ese sentido, los tonos resultantes se adaptan debido a esa adaptación del blanco.

El propósito colorimetrico relativo es bueno cuando los espacios de conversión son similares.
El propósito colorimetrico relativo es bueno cuando los espacios de conversión son similares.

Es el propósito de conversión más utilizado en artes gráficas cuando los espacios de origen y destino son razonablemente similares (de CMYK a CMYK, por ejemplo). Si la diferencia entre el espacio de color de origen y el de destino es muy grande, se producirán saltos de tonos y bandeados. Sin embargo, a diferencia del propósito de conversión perceptual, no se producen reducciónes de gamut innecesarias.

Propósito de conversión perceptual

Inglés

Perceptual rendering intent

Francés

Mode de rendu perceptuelle

Portugués

Propósito de renderização perceptual

En administración del color, el propósito de conversión consistente en alterar todos los colores (incluidos los que se prodrían reproducir sin alteración) al convertir de un espacio de color a otro para que las relaciones de todos los tonos se mantengan y el ojo pueda compensar las diferencias generales.

Represetación esquemática de cómo funciona el propósito de conversión perceptual al reajustar los colores (imagen original: vídeo quicktime © 1996-1998 candela ltd.)
Represetación esquemática de cómo funciona el propósito de conversión perceptual al reajustar los colores (imagen original: vídeo quicktime © 1996-1998 candela ltd.)

Se suele usar cuando el espacio de color de destino es menor que el de origen y lo que se convierte es una imagen fotográfica de la que el ojo humano tiene unas espectativas de apariencia; es decir: que cualquier alteración de la relación de los tonos que componen la imagen se percibiría como extraño, mientras que un suave cambio general de todos los colores no se percibe ya que el ojo se adapta.

El propósito perceptual suele ser mejor cuando los espacios de conversión son muy distintos.
El propósito perceptual suele ser mejor cuando los espacios de conversión son muy distintos.

Este propósito suele reducir la saturación en general.