Persona

0-9 | A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z

Thomas Young

Thomas Young.

Científico inglés de finales del siglo XVIII y comienzos del XIX fundamental en el estudio de la luz y el color. Pusó las bases de la llamada "Teoría Young–Helmholtz", que establece que la percepción del color es tricrómica; es decir, que se basa en la existencia de tres tipos de sensores en el ojo humano y que las señales se mezclan en el cerebro para formar la visión en colores

Además, Young demostró la naturaleza ondulatoria de las luz (y en consecuencia, de las demás emisiones electromagnéticas).

Temas: 

Teclista

Francés: 

Claviste

Portugués: 

Tipista

Un teclista de finales del siglo XX.

Persona que se encargaba de escribir textos en un teclado en la época de la composición analógica electrónica, hacia finales del siglo XX, entre la impresión con tipos de plomo y la edición digital plena. Sucesores de los linotipistas (pero menos especializados), los teclistas eran personal imprescindibles en los talleres de preimpresión, tiporafía, editoriales y periódicos.

Temas: 

Gurú

Inglés: 

Guru

Actualmente, cualquiera que sepa mucho de algo, especialmente si es algo técnico, complejo o suficientemente "raro".

Temas: 

Regente

Francés: 

Prote

En artes gráficas, el encargado de las operaciones de un taller de preimpresión (especialmente tipográfico). Es una expresión que probablemente esté en vías de desaparición (como los talleres al estilo antiguo, de hecho).

Temas: 

Corrector

Inglés: 

Proofreader, Proof reader

Francés: 

Correcteur, Corrigeur

Italiano: 

Correttore di bozze
  1. En artes gráficas y periodismo, persona encargada de corregir los textos. Hay correctores de pruebas y correctores de estilo.

    Los correctores, 'a secas' o de pruebas leen los textos preparados para su impresión en busca de erratas, faltas de ortografía y similares, o errores en la transcripción y volcado de los originales para corregirlos.

    Los correctores de estilo, además de hacer lo anterior, corrigen faltas de estilo en la redacción como las faltas de concordancia, las expresiones incorrectas o mal utilizadas, los barbarismos, la falta de coordinación en los tiempos verbales y problemas similares. Obviamente, los correctores de estilo necesitan mucha mayor preparación que los simples correctores y deben trabajar en plena armonía con el autor al que corrigen, de cuya confianza deben gozar.

  2. En programas de proceso de texto, la posibilidad de efectuar una somera corrección ortógrafica siguiendo unas pautas internas que el programa tiene.

Hay quien cree que los correctores 'automáticos' (2) pueden sustituir a los correctores profesionales (1), con el consiguiente ahorro de costes. La lectura de cualquier documento impreso estos últimos años demuestra que nada queda más lejos de la realidad.

Temas: 

Suscribirse a RSS - Persona