Postimpresión

0-9 | A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z

Plegado en cruz

Inglés: 

French fold, Quarter fold, Cross fold

Francés: 

Pli croisé

Catalán: 

Plegat en creu

Un ejemplode plegado en cruz de un impreso.

Plegado de impresos en el que el papel tiene dos pliegues perpendiculares o más que van alternando su eje de plegado, con lo que se forma una especie de tablero cruzado (de ahí su nombre).

En un plegado en cruz puro —donde los ejes de pliegue están justo en el centro del pliego y se hacen de uno en uno—, cada eje de pliegue que se añade duplica el número de páginas existentes: 2, 4, 8, 16, 32. Estos números pueden variar si se añade más de un eje de plegado en un punto; por ejemplo: 1 vertical y dos horizontales hacen 12 páginas.

Temas: 

Laminado

Inglés: 

Lamination

Francés: 

Lamination

Italiano: 

Laminazione, Pellicolatura

Portugués: 

Laminação

Acabado que en imprenta se da a los impresos para protegerlos y armarlos, cubriendolos de una capa transparente. La capa protectora es una película plástica que se aplica sobre la superficie, a la que se pega —usualmente por aplicación de calor—. Este tipo de laminado protege mucho más que un barnizado, sea del tipo que sea.

En buena ley, cuando se habla de laminado se suele estar haciendo referencia al plastificado y no al barnizado, que son técnicas distintas. De hecho, la aplicación de ambas técnicas a un mismo trabajo no es contradictoria; en tapas de libros y memorias de empresa, por ejemplo, las máscaras de barniz brillante se suelen aplicar sobre glasofonados mate.

Los plastificados pueden ser de diversos materiales plásticos —como el polipropileno—, distintos acabados —mate, satinado o brillante— y texturas —rugosa, simulando tejidos, etc…—. Se suelen aplicar sobre papeles o cartulinas no porosas ni rugosas, ya que estos acabados suelen producir defectos en forma de pequeñas burbujas y, además, su uso no tiene sentido al ir en contra de la finalidad última del laminado. No se pueden aplicar sobre papeles de poco gramaje —menor a 100 g/m2 aproximadamente—.

También se llama plastificado, peliculado o glasofonado —en el fondo, denominaciones distintas para una misma técnica—. Sin embargo, hay personas y empresas que hacen distinciones, por lo que siempre conviene concretar las especificaciones en los trabajos en los que se use.

Temas: 

Hendedora

Inglés: 

Creaser, Creasing machine

En la producción de material impreso y de embalaje, máquina para hender mediante presión los materiales que los componen. Las hendiduras resultantes facilitan el doblado por esas zonas de modo que no se produzcan roturas, agrietamientos o dobleces inadecuados. No es inusual combinar en un mismo aparato hendedora o perforadora, ya que ambos trabajos se suelen combinar y su fucionamiento se basa en ambos casos en un troquel que presiona o corta.

El uso de hendedoras es apropiado cuando el material que se debe doblar tiene cierta rigidez, como es el caso del cartón o la cartulina, y hay la posibilidad de que se produzcan los fallos mencionados.

Una hendedora de oficina.

Las hendedoras más sencilla, para uso de oficina, se manejan mediante una sencilla palanca que permite aplicar la presión necesaria.

Temas: 

Guaflex

Nombre de marca registrada de la firma Guarro, con el que se describe en España un material hecho con celulosa vegetal y resina, de aspecto plástico y distintos acabados que se usa para encuadernar, recubrir y forrar libros, cuadernos, agenda e impresos similares.

Temas: 

Cuadernillo

Inglés: 

Signature

Francés: 

Cahier

En imprenta con planchas, el pliego una vez doblado y cortado, para formar una especie de pequeño cuaderno o libro.

El número óptimo de pliegos dependiendo de la imposición y el número total de páginas que se desea es un aspecto clave del cálculo de costes en imprenta comercial de revistas, libros y otros documentos con un número elevado de páginas. Por lógica física, un cuadernillo siempre tiene un número de páginas múltiplo de cuatro: 4, 8, 16, 32, 64… En impresión digital sin planchas esta constricción numérica no existe al no existir ni planchas ni pliegos.

La limitación numérica se suele superar combinando pliegos de distintos tamaños en una misma publicación. Una publicación puede, por ejemplo, tener 20 páginas si el pliego interior es de un tipo de papel y el exterior —para portada y contraportada— es de mejor papel, y tiene 4 páginas. De no ser así, la lógica comercial es 16 o 32 páginas.

Temas: 

Páginas

Suscribirse a RSS - Postimpresión